Home »Información

Pesca con mosca

La pesca con mosca es una actividad que suma miembros a sus filas cada temporada. La cantidad de lagos y ríos en el sur de Chile, así como la cantidad y variedad de especies en sus aguas, convierten a Patagonia en un paraíso para quienes practican esta actividad. La pesca con mosca también es conocida como "pesca con cola de rata."

Es un deporte no competitivo, donde no importa quien logra atrapar más peces en el agua. La idea es disfrutar del entorno, encontrar paz, lograr dar con el mejor espécimen y devolverlo a su hábitat en buenas condiciones. En Chile se pueden encontrar especies de salmón, atún, bonito, pez sierra, tollo, pejerreyes, carpas y truchas.

Especies

En Patagonia, la invitada estelar de la pesca es la trucha, que con varias especies aparece en lagos y ríos de la zona. Se han encontrado ejemplares de hasta los 8 kilos de peso. El salmón también aparece, nadando contra la corriente para volver a su lugar de origen.

Considerando que muchas de las especies de animales que habitan en Chile son exclusivas, es decir, existen sólo en esta parte del mundo, aquí presentamos las especies más importantes de truchas, que viven en gran número en la Patagonia.

Trucha Arcoiris: (Onchorhynchus mykiss) Este pez es una de las truchas más abundantes en Chile, y se puede encontrar desde la zona central hasta el sur del país. Es un animal de cuerpo robusto y cabeza corta. Se reconoce porque la parte superior de su cuerpo es verde-café, mientras que la parte inferior es de color plateado. Tiene una franja violeta a los lados, con más de cien escamas y con manchitas negras en la cabeza y el cuerpo. Puede medir hasta un metro de largo y crecen muy rápido, alimentándose de animales pequeños (son carnívoras). Se reproducen en agua corriente, y prefieren lagos profundos y aguas torrentosas.

Trucha Fario o Café: (Salmo trutta) Más pequeña que la trucha arcoiris, la trucha café puede alcanzar los 80 centímetros de largo. Su cabeza es larga y grande, mientras que su hocico es redondo. Puede aparecer de varios colores, pero su parte superior siempre es oscura, con tonos verde y café. Tiene manchas rojas y negras a los lados, que la mayor parte del tiempo tienen un ancho reborde de un color más claro. Habita aguas torrentosas, pero puede aparecer también en el mar o en fiordos y canales de Chile Austral. De todas formas prefieren vivir en lagunas, donde las temperaturas no superan los 20°C. Se reproducen en agua corriente y la época de desove se produce en otoño.

Trucha de Arroyo: (Salvenilus fontinalis) Este tipo de trucha sólo aparece en la Región de Magallanes. Es un pez comprimido, de boca grande y hocico redondeado. Es de color verde con manchas amarillas, su parte inferior es amarillenta, pero se vuelve roja en época de reproducción. Mide unos 25 cms, pero puede alcanzar el metro, y se han encontrado ejemplares que pesan 8 kilos. Puede sobrevivir en aguas cuyas temperaturas no superen los 16°C, y la transparencia del agua debe ser extrema, ya que son animales muy exigentes en cuanto a las características de su entorno. El desove se produce en otoño.

Salmón Cabeza de Acero: Este pez tiene las mismas características que la Trucha Arcoiris, el mismo nombre científico, cuerpo, colores, etc. La diferencia se encuentra en que el salmón cabeza de Acero vuelve al mar y es capaz de desovar varias veces.

Salmón Rey: (Oncohynchus tshawytscha) El Salmón Rey es un pez robusto, de cuerpo fusiforme. Tiene la cabeza puntiaguda, el hocico alargado y la boca torcida en forma de gancho, con fuertes dientes. Sus ojos son pequeños. Es de color gris con manchas en el lomo y en la cola, y puede alcanzar los 80 cms de longitud. Es carnívoro y vive en aguas frías, por lo que se encuentra en el Sur del país.

Salmón Plateado: (Oncorhynchus Kisutch) Este carnívoro de aguas frías, se encuentra en el sur del país, desde la décima región. Su cuerpo es fusiforme, alto y comprimido lateralmente. La cabeza es grande en los machos adultos y los ojos son muy pequeños, mientras que la boca es algo oblicua y deformada en los machos, con el extremo torcido hacia arriba. El maxilar se extiende por detrás del ojo. Los machos tienen manchas negras en el lomo y la cola, y son plateados en la parte inferior y en la cola. Pueden llegar a medir 98 cms., y a pesar 5 kilos.

Salmón del Atlántico: (Salmo Salar) Este salmón parece en la décima región, principalmente. Es un pez robusto, de cuerpo fusiforme, y los machos tienen pintas negras en forma de equis en el lomo. Puede alcanzar los seis kilos de peso. Es carnívoro y vive en aguas frías.

Equipo

Para practicar pesca con mosca se necesita una caña de pescar, anzuelos, carrete, líneas, moscas y backing. Además, se debe contar con ropa para agua, protección solar, sombrero y lentes de sol.

Caña de pescar: Son el elemento más preciado del pescador y muchos de ellos disfrutan exhibiendo su colección, con diferentes materiales, colores y procedencias, a otros pescadores. Su importancia radica en que es la que permite al pescador lanzar y dar dirección a la línea para atrapar al pez. De ahí que cada pescador deba encontrar el tipo de caña de pescar que le favorezca más, de acuerdo a su longitud y peso.

Las cañas tienen diferentes números, del 1 al 15. Las cañas número 1 se ocupan para peces pequeños, mientras que las número 15 se usan para animales más grandes, en cuerpos de agua más extensos, como el mar.

Hay cañas de muchos materiales también. Antes solían estar construidas con caña de bambú, que es bastante flexible, pero hoy se ha refinado su construcción y la mayoría de las cañas de pescar son construidas con fibra de vidrio o grafito, que pesan menos y tienen mayor resistencia y un grado de flexibilidad más seguro.

Anzuelo (Leader-Tippets): Es la herramienta más importante para un pescador de mosca, que debe tener varios tipos y números en su caja o aparejo. Su función es atar la mosca en su punta para engañar a los peces. Es transparente y está hecho de nylon o de monofilamento. Su traducción literal es "punta" pero comúnmente se conoce como anzuelo.

Los "leaders" se diferencias de los "tippets" por su diámetro y longitud. Una pulgada o más pueden significar la diferencia entre el éxito y el fracaso de una sesión. El diámetro de los "tippets" se mide en pulgadas y se marcan con una X para especificarlos.

Carrete: Sirve como contra balance al lanzar, para almacenar la línea y para producir tensión cuando un pez decide escapar. Se requiere tener una bobina de repuesto, para usar con distintos tipos de línea, aunque el carrete depende más del porte y la tenacidad del pez, el que luchará para deshacerse del pescador a como de lugar.

Su sistema de presión hace que la bobina no sobregire cuando el pescador lanza la línea, previniendo enredos, y además, cansa al pescado con la tensión de la línea mientras éste intenta escapar nadando hacia el lado opuesto.

Líneas: Es las que transporta la mosca hacia el pez. Está compuesta de tres partes: el anzuelo o leader, donde se amarra la mosca; la línea, que permite lanzar la mosca; y el backing, que da más extensión a la línea.

Hay dos tipos de líneas, la flotante, diseñada para usar con moscas secas, que flotan e imitan la forma de insectos muertos; y la sumergible, que es más pesada y permite que la mosca se hunda. También existen líneas que tienen diferentes estructuras, como la Rock Taper (tiene peso en la punta y son fáciles de lanzar. Es categoría WF), la Doble Taper (para pescar en arroyos y ríos pequeños, son suaves. Categoría DT), y la Shooting Taper (para largas distancias, también tiene peso en la punta. Es categoría WF).

Moscas: El anzuelo perfecto para este tipo de pesca, construido para imitar a los insectos que los peces comen y por los que son atraídos hacia la superficie. El tamaño, el color y la forma son características que requieren dedicación para poder imitarlos.

Están hechas de plumas y pieles. La cabeza de la mosca está justo detrás del anzuelo, mientras que el cuerpo ocupa un gran espacio en él. La parte abdominal a veces se crea en espiral, así como las alas, lo que hace que la mosca puede flotar en el caso de la mosca seca, o imitar las patas de un insecto en el caso de la mosca húmeda.

Las moscas se atan al anzuelo de acuerdo a patrones específicos, perfeccionados con la práctica o sacados de libros o conversaciones con otros pescadores. Algunos patrones tienen hasta un siglo de antigüedad.

Las truchas, que son el principal objetivo de quienes practican la pesca con mosca, tienen patrones definidos para reproducirse, lo que las hace volver a ciertos lugares para desovar. Es ahí cuando el pescador aprovecha para introducirse en su hábitat para atraparlas.

Estos peces, así como los salmones, se alimentan de insectos acuáticos que viven como larvas bajo el agua. Son vulnerables cuando comienzan a salirle las alas, época en que los peces aprovechan para alimentarse de ellos, tanto en la superficie como más cerca del fondo del río o lago.

Backing: Es el componente más largo de la línea, la parte de la caña que asegura el uso de la línea, que tiene unos treinta metros de riel en promedio. A veces se necesita más longitud de línea para luchar con un pez de gran tamaño.

El resto del equipo consiste en ropa para el agua, generalmente se utiliza un vadeador, que es una prenda fabricada en PVC, neopreno u otro material impermeable. Además, se aconseja protegerse del sol, por lo que se añade a la lista de equipo un sombrero, gafas para el sol y protector ultravioleta.

Modalidades

Este deporte se ha desarrollado en la medida en que más personas y lugares se añaden para practicarlo. Es así como aparecen modalidades de pesca con mosca, con reglas específicas.

La más conocida es la modalidad de "devolución o catch and release", que es una modalidad de pesca en general, no sólo aplicable a la pesca con mosca. Aquí es pez capturado es liberado de inmediato, introducido nuevamente a su hábitat para que siga viviendo. El pescador de mosca, en general, es un pescador comprometido con la conservación del medio ambiente, y comprende que la devolución es parte de la práctica.

Por otra parte, existen regulaciones relacionadas con la pesca con devolución, que varía de acuerdo a los países en que se practica. En Argentina, por ejemplo, el reglamento dice que se deben devolver todos los peces capturados, salvo que se aclara expresamente lo contrario en algún lugar en particular. Puede ocurrir, por lo que vale la pena consultar sobre las medidas de los países a los que se pretende visitar.

Señuelos

Cada pescador tiene su propio estilo, su propia técnica que comparte con otros pescadores y con quienes se interesan en la pesca con mosca.

La técnica general de este deporte significa proyectar el señuelo al mover la caña de pescar, que es transmitida a la línea o al sedal. En éstos se basa el lanzamiento, no en la mosca. Para lanzar el señuelo se utiliza una caña flexible y ligera.

El señuelo es el que se usa para atraer al pez. Para lograr este objetivo, los señuelos imitan insectos, pupas o ninfas, ahogados o secos, de la forma más natural posible para engañar a los peces en lagos y ríos, así como en el mar.

Hay varios tipos de señuelo, y su uso dependerá de la profundidad a la que se encuentren los peces en la superficie que usted ha elegido, si están cerca del fondo o más cercanos a la superficie:

Pesca con mosca seca: El señuelo flota sobre el agua, tal como lo hacen los insectos que caen a ella y no pueden volver a volar. Para lograr este efecto se utilizan pelos y plumas, que ayudan a que el anzuelo flote. Las mosca secas más populares se conocen como Elk Hair Caddis, Adams y Royal Wulff.

Pesca con Streamers: Es el señuelo más fácil de usar, por lo que se recomienda para quienes recién comienzan a practicar la pesca con mosca. Su forma imita a la de peces pequeños o a crustáceos, así como otros insectos y animales pequeños que son parte de la dieta diaria de las truchas. Los más populares se llaman Wooly Bugger, Marabou Muddler y Zonker.

Pesca con Ninfa: El señuelo imita la forma de las larvas de moscas mientras imitan su período de vida acuático. Es un señuelo más grueso, con menos plumas o pelos, para que se sumerja. Las ninfas más usadas son la Oreja de Liebre (Hare's Ear), Woolly Worm y Zug Bug.

Para tener éxito con estos señuelos y elegir el adecuado para cada ocasión se requiere de práctica, práctica y más práctica. Se recomienda leer bastante, adentrarse en el mundo de la pesca con mosca, intercambiar ideas y consejos con otros pescadores. Los fanáticos de este deporte lo consideran un arte, expresando que es el tipo de pesca más pura y desafiante, donde hombre y pez se enfrentan de la forma más básica.

Técnicas

Ya hemos dicho que pescar dignifica práctica, experiencia, reunir datos y sugerencias de otros pescadores y de las propias sesiones para desarrollar una actividad que junta al hombre con la naturaleza directamente.

Para tener éxito en la práctica, se requiere de conocimientos. Del agua, el lugar elegido, el tipo de pez que habita en el agua, para poder predecir movimientos y adelantarse a situaciones difíciles.

Para empezar, describimos los sectores o áreas que se pueden encontrar en un cuerpo de agua como un río. En él tenemos el pozón, que es un área honda y de aguas rápidas en sus inicios o términos, pero que es más tranquila en la mitad. Además, están las corrientes, que separan un pozón de otro, son de poca profundidad pero turbulentas en la superficie.

Luego, están las aguas de bolsillo, que tienen piedras de gran tamaño, las que provocan que el agua se rompa abruptamente. Finalmente, se encuentran las orillas formadas por la corriente, que forman un hoyo.

Ahora que conocemos los sectores con los que se trabaja al pescar en un río, podemos hablar de la trucha, el objetivo principal del pescador con mosca.

La trucha, especialmente la de río, es un animal que necesita un hábitat determinado para desarrollarse y reproducirse. Es muy regodión, ya que el agua debe estar a cierta temperatura, las algas del hábitat deben ser de cierta densidad, etc. Generalmente, eligen lugares con corrientes fuertes, para encontrar su comida ahí y además, donde puedan esconderse de depredadores o descansar mientras esperan el alimento. Es un animal nervioso, que tiene dos sensores que le avisan del peligro cercano: la visión y el sistema lateral, donde tiene censores de vibraciones.

Al mismo tiempo, es necesario conocer la superficie del agua, ya que antes de lanzar la línea, se debe anticipar el movimiento que el anzuelo tendrá en el agua, si logrará dar con el pez o no. La mejor forma es lanzar la línea en un ángulo de 90° río abajo, así la mosca en el anzuelo nadará con la corriente hacia la trucha, que espera la comida en la corriente.

El enganche, levantar la punta de la caña para tensar la línea, debe producirse sólo una vez que el animal ha mordido la mosca, no antes, ya que el pez escupirá de inmediato el anzuelo si no siente bien la mosca.

En cuanto a pelear con la trucha, una vez que ha mordido el anzuelo, sólo se recomienda dar la pelea con truchas grandes, ya que resisten más. Las pequeñas tendrán menos oportunidad de salir con vida si se pelea con ellas durante mucho tiempo.

Mientras menos tiempo se manipule el pescado, mejores son sus oportunidades para sobrevivir. La mosca, si no sale fácilmente, puede sacarse agarrando con la mano al pez, para no hacerle daño. Debe mojarse las manos, y sin sacar la capa protectora, tomar al pez por el vientre, sin apretarlo y sin meter los dedos en las agallas, que le permiten respirar. Se saca el anzuelo y se devuelve el pez al agua.

Si el pez flota de lado, se debe intentar revivirlo de inmediato. Esto se hace sosteniéndolo de la cola, con la cabeza mirando río arriba, para que el agua entre por la boca y salga por las agallas.

Lugares

Este es un listado de los lugares donde se puede practicar pesca con mosca en Patagonia, separado por ríos y lagos: