Home »Información General

gastronomia

Así como la artesanía toma los recursos de la tierra para dar vida a creaciones de lana, madera y cuero, la gastronomía de la zona hace lo propio con carnes y, sobre todo, mariscos y pescados para crear sus platos.

Los mariscos del Pacífico son conocidos en el mundo por su maravilloso sabor y textura. Por la misma razón, restaurantes de comida internacional y comida del mar crean platos originales, exquisitos y típicos a la vez, utilizando mezclas de pescados y mariscos crudos y cocidos, para ofrecer una cocina única.

Centolla, langosta, ostras y almejas están al alcance de cualquier bolsillo para ser disfrutados por cualquier paladar. Crudos o cocidos, hay platos para todos los gustos, sazonados con salsas frescas creadas con las mejores verduras de la zona. En el Sur se come mucho el "pilpil", una mezcla de ajo, aceite de oliva y ají, que va muy bien con los platos calientes de mariscos, como el mariscal o el congrio asado, entre otros. También está el "Pebre", que consiste en pequeños trozos de tomate, sazonados con perejil, cebolla, ajo y ají, que se come con pan antes de almorzar o para acompañar los platos centrales. Exquisito.

No sólo pescados se pueden comer en la zona. La variedad de restaurantes temáticos y de comida internacional es grande, por lo que se puede elegir un plato diferente para cada día.

Las carnes también tienen una fuerte presencia en la cocina sureña. Asados al palo, carnes cocidas, chuletas, lomo de cordero magallánico son sólo algunos de los platos a disfrutar en familia.

Para acompañar cualquiera de estos platos, hay una variedad de vinos importante. Chile es creador de vinos de exportación, y sus cepas de vino tinto y blanco son reconocidas internacionalmente. Además de éste, se puede disfrutar de un pisco sour, uno de los tragos más solicitados a lo largo de todo el territorio nacional. El pisco es una bebida que sólo se da en este lado del mundo, y que mezclado con jugo de limón crea esta bebida alcohólica que es una delicia.

Por el clima frío y los fuertes vientos que bajan las temperaturas, la comida y bebida de la Patagonia es calórica y energizante. Las carnes son condimentadas, se come mucho ají y ajo, se toman bebidas de fuerte sabor. Rodeado de un paisaje que mezcla bosques con glaciares, visitar la zona con el estómago lleno es el modo de hacerlo.